5 tendencias Retail y eCommerce que marcarán el 2016

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Retail

Es innegable afirmar que el paradigma del comercio global ha cambiado en los últimos años debido al nuevo comportamiento del consumidor. Cada paso en el mundo de la tecnología ha propiciado la aparición de nuevos hábitos, dando como resultado la aparición de nuevos modelos de negocio.

Los minoristas que subestiman esta nueva realidad, tendrían que tener los siguientes datos en cuenta:

  • Las ventas en retail han crecido un 3% desde 2008
  • Por primera vez, las búsquedas a través de smartphones han superado a la de los PC de sobremesa
  • Las ventas en eCommerce de retailers alcanzaron 1.3 billones de dólares en 2013

Hoy en día los consumidores quieren una experiencia completa cuando deciden comprar. Este hecho nos lleva a la pregunta: ¿cómo puede la empresa personalizar el mensaje a través de los diferentes canales para conseguir incrementar las ventas? La respuesta puede estar en las siguientes tendencias en eCommerce y Retail que se esperan para el próximo año.

1.      El Big Data como aliado del sector de Retail

Los consumidores no sólo compran, ahora también se relacionan con las marcas. Esta interacción no se limita únicamente a la parte económica, sino que también ayuda a obtener datos de los consumidores como sus hábitos, preferencias o gustos. Cada click genera datos que ahora pueden ser analizados por el departamento de marketing para organizar campañas de marketing segmentadas y dirigidas a un target muy específico.

Según el McKinsey Global Institute, los comercios que incorporan una estrategia de Big Data pueden incrementar su margen de operaciones hasta un 60%. Pero, ¿cómo focalizar esta información? La siguiente tendencia de eCommerce puede despejaros las dudas.

2.      El móvil domina cualquier otro medio

El móvil es una tendencia cada vez más extendida como medio de consumo. Pero existen datos más remarcables:

En 2010 las ventas a través de los smartphones supusieron 3 millones de dólares de beneficio (no está nada mal si tenemos en cuenta que en ese momento, la tecnología era bastante limitada).

Si lo contrastamos con la estimación que hay para el 2017, año en el que se espera que el beneficio ascienda a los 31 millones de dólares en compras a través de smartphones, se entenderá mejor el potencial que tienen estos dispositivos.

Los minoristas que sepan aprovechar el poder de las redes sociales y determinar el comportamiento de compra a través del móvil analizando grandes volúmenes de datos, serán los que prosperarán. Los que no se adapten, acabarán fuera del mercado. Pero además, aquellos que se pregunten hasta qué punto encaja que la empresa esté presente en las redes sociales, tiene que tener en cuenta una nueva verdad absoluta en el sector:

3.       La compra y las redes sociales se fusionan

Mientras estás leyendo esto, una legión de influencers está diseccionando el producto y compartiendo la información en todas las plataformas sociales en las que estén presentes. Al mismo tiempo, millones de consumidores están tomando nota. Esto es debido a que, según las estadísticas, el 92% de los consumidores confían en las recomendaciones antes que en las campañas de publicidad tradicionales. Incluso aquellos consumidores que no siguen a influencers continúan compartiendo sus compras más recientes en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, creando así un ciclo nuevo donde las redes sociales influyen en la decisión de compra, siendo el consumidor una parte activa de este proceso. Por ejemplo, el 70% de los consumidores hacen una búsqueda online del producto antes de realizar la compra final.

Esto significa que los comerciantes no pueden sentarse y esperar a que una buena estrategia de marketing que ha funcionada una vez lo haga eternamente. Ahora se tiene que cuidar a los seguidores/potenciales clientes creando un vínculo con ellos a través de proporcionar información detallada al usuario o mantener una conversación directa con él. Esta es la forma en la que se genera una fidelización del cliente con nuestra marca.

Para finalizar, se espera que el poder de los influencers siga siendo relevante en el próximo 2016. Además, la segmentación basada en las opiniones de los clientes a través de las redes sociales será un punto clave a tener en cuenta para desarrollar las estrategias. Pero aquellos que realmente quieran conducir la conversación,  deben orientarla hacia el target que tiene el control y la capacidad de compra.

4.      Los millennials tienen el poder

Cuando una generación crece, la siguiente los suplanta y pasa a ser el principal consumidor durante un tiempo. En 2016 (y continuará en 2017), veremos que los millennials (nacidos, por lo general, entre 1978 y 1995) disfrutarán más de su capacidad de consumo que cualquier otra generación previa. Esto es debido a que se trata de un grupo que dependen de los smartphones y que están conectados a las redes sociales casi en todo momento. Esto significa que las empresas tienen una vía de comunicación abierta con su público objetivo  disponible a cualquier hora del día.

Pero recuerda algo más: los millennials no responden a las acciones de marketing tradicionales. No confían en las campañas publicitarias, sino que se basan en las opiniones de otros consumidores o influencers. Buscan una experiencia de compra personalizada, reflejo de las tendencias de venta positivas boca a boca. Además, quieren que los minoristas sean conscientes de las cuestiones sociales y geopolíticas actuales.

Es un gran reto, pero si las empresas quieren llegar a cierto grupo demográfico, deberán ofrecer un mensaje específico basado en el comportamiento de compra pasado, participar en las redes sociales y promover los productos y servicios que demuestren la conciencia social.

Y hablando de experiencias de compra personalizadas…

5.      La personalización es el denominador común

En este momento del “Internet de las cosas”, donde todo se ha vuelto inteligente (desde coches, habitaciones o incluso lavabos), parece que sólo tiene sentido que esta tendencia de la vida moderna también se extienda en el sector del retail. Las empresas tratan de encontrar la manera de satisfacer la demanda de los millennials y sus nuevos hábitos de compra y la encontrarán gracias a la tecnología que permitirá ofrecer una experiencia personalizada para cada consumidor.

En conclusión, todas las tendencias descritas exponen lo crucial que es que las estrategias de marketing sean omnicanal. Es más, la línea entre la compra física y eCommerce se está difuminando y así continuará el próximo año. Por ello, el reto del 2016 para los retailers es proporcionar a los clientes una experiencia personalizada independientemente del canal en el que efectúan la compra.

Y para poder adaptarse a las nuevas tendencias, es necesario disponer de una tecnología a la altura de las necesidades. ERPs específicos para la gestión de tiendas y plataformas ecommerce capaces de proporcionar experiencia al usuario, automatizar tareas, integrarse con otras aplicaciones de BI, almacenar información y convertirlas en datos tangibles.

El futuro comienza ahora. ¿A qué esperas?

Fuente: LS Retail

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Acerca de Ekamat

Socio tecnológico especialista en la implantación del ERP Microsoft Dynamics NAV y CRM. Somos una empresa de servicios informáticos con más de 40 años de experiencia en el sector, nacida con vocación de ofrecer calidad y dedicación a nuestros clientes. Nuestro objetivo es mejorar el rendimiento de nuestros clientes, ofreciendo soluciones reales adecuadas a cada tipo de negocio.
Esta entrada fue publicada en Microsoft Dynamics Nav (navision). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>